«Luces de posición, largas y cortas», estas eran las tres opciones que tenían hasta hace poco los faros de un coche. Ahora Audi, con su tecnología LED y OLED, ofrece una serie de novedades que dejarán boquiabierto a más de uno.

La marca apuesta por el Audi A8, el primer modelo de los cuatro aros con luces completamente digitalizadas, en el que los faros Matrix LED digitales y los pilotos traseros OLED digitales elevan la experiencia de conducción a otro nivel. Estos son los nuevos avances:

  • Iluminación del carril correcto

Con el objetivo de centrar de forma óptima la atención del conductor en la carretera, las luces delimitan de forma predictiva la posición del vehículo entre las marcas viales.

  • Proyecciones de señales en la carretera

Los faros Matrix LED digitales proyectan directamente sobre la carretera un indicador de advertencia delante del coche durante unos tres segundos, un triángulo con un signo de exclamación en su interior.

  • Iluminación de peatones

La luz de señalización de los faros Matrix LED ayuda a distinguir en la oscuridad a los peatones cercanos a la carretera; si estos se encuentran delante del coche, el asistente de visión nocturna reconocerá la situación y señalizará a la persona.

  • Bienvenida personalizada

Las animaciones luminosas ampliadas que se utilizan al entrar y salir del coche pueden adaptase al gusto de cada cliente, permiten elegir entre cinco proyecciones disponibles gracias a la tecnología DMD a través del MMI (Multi Media Inferface).

  • Aviso de proximidad

Cuando un coche se acerca a un Audi que está parado, los sensores de aparcamiento detectan el movimiento del vehículo que se aproxima y activan los segmentos OLED para que la luminosidad adicional haga que su presencia sea lo más visual posible.

  • Proyector de juegos

Los faros Matrix podrían llegar a proyectar videojuegos (controlados a través de un dispositivo móvil personal) utilizando directamente la superficie del suelo o una pared delante del coche, lo que permitiría jugar mientras el vehículo está parado.

  • Señales de peligro

Gracias a una amplia red de vehículos interconectados, un Audi sabrá si hay hielo en la carretera, y el coche podrá avisar al resto del tráfico que viene detrás utilizando las luces traseras.

  • Luz de freno icónica

La luz Mapping es una ampliación de la tercera luz de freno, que proyecta el logotipo “quattro” en la parte superior de la luneta trasera. El reflejo de la luz de proyección del alerón se dirige hacia la parte trasera, por lo que solo es visible para los usuarios de la carretera situados detrás del coche.