Hoy en día muchos talleres se preguntan por qué los conductores dejan de acudir a sus instalaciones si cuentan con precios de barrio y tienen una confianza de toda la vida. Muchos usuarios optan por probar en nuevos talleres que acaban de adentrarse en el mercado o grandes cadenas que ofrecen otro tipo de servicios que se adaptan mejor a sus necesidades y, sobre todo, tienen un mejor rendimiento que se traduce en mejor servicio para los clientes.

Para que la empresa pueda crecer no se trata de realizar grandes inversiones, sino de establecer una buena comunicación o realizar cambios en la organización interna del negocio. La clave está en conseguir la comodidad y tranquilidad idóneas para que el/los mecánicos trabajen a gusto y consecuentemente, obtener clientes satisfechos por la calidad de su trabajo.

Algunas de las acciones necesarias para mejorar el rendimiento del taller, son las siguientes:

  • Optimizar el tiempo, es decir, organizar y aprovechar al máximo el tiempo disponible para realizar la mayor cantidad de tareas de forma eficiente. Para ello, también es una acción clave contar con un cronograma de tareas con el que poder organizar el trabajo de cada empleado de forma correcta.
  • Formar a los empleados correctamente y mantenerlos informados de las novedades del sector mecánico dará lugar a un equipo de calidad e innovador que permite mantener la competitividad en el sector e incluso aumentar la facturación y productividad del taller.
  • Comunicación horizontal, donde “nadie es más que nadie” y los empleados se sienten cómodos trabajando con el líder, como si se tratara del mismo nivel jerárquico, además de realizar reuniones para aumentar el nivel de confianza entre estos. Cabe destacar también la importancia del papel del líder que, a pesar de transmitir confianza a sus empleados, debe comprometerse también a supervisar y controlar las tareas a realizar.
  • Tener presencia online, ya que actualmente quien no está en Internet, no existe para la mente del consumidor, por lo que el negocio debe adentrarse en el mundo online para dar buena imagen y así conseguir una buena reputación, además de tratarse de una alternativa de contacto directo con el cliente.
  • Reconocer el trabajo del empleado, animar y felicitar al trabajador por aquello que hace bien dará lugar a un ambiente de motivación continua que permitirá realizar trabajos excelentes.

    Todas estas recomendaciones harán de tu negocio un servicio más atractivo tanto para clientes como para empleados, lo que se traducirá en más negocio y más productividad.