Las baterías, siempre existen circunstancias en las que la batería del coche tiene mayor probabilidad de acabarse. A todos les puede pasar, el problema viene cuando eso conlleva quedarse literalmente sin coche y hay que utilizar pinzas para su recarga. Algunas de estas casuísticas son las siguientes:

  • El vehículo ha estado expuesto a temperaturas extremas, sobre todo frías.
  • Usar de forma irregular el vehículo. Hay ciertos sistemas (alarmas, cierres, entre otros) que necesitan electricidad a pesar de que el coche no esté en funcionamiento, por lo que contribuyen a la descarga de la batería.
  • Realizar trayectos cortos. Supone que la batería no llegue a cargarse por completo y se desgaste.
  • Que se trate de un vehículo antiguo.

Por ello, cuando el coche se queda sin batería, para realizar la carga de la batería del coche de forma correcta se necesitan pinzas y la ayuda de otro vehículo para establecer un puente de batería. El primer requisito para hacer posible dicho puente es que las baterías sean del mismo voltaje y a la vez, sean de buena calidad y estén en perfecto estado.

Se trata de un proceso que debe hacerse con los motores de ambos coches apagados, y los pasos son los siguientes:

1r paso: partimos de la base de que el cable rojo (con las pinzas rojas) se emplea para interconectar los bornes positivos (+), sin embargo, el cable negro (con sus respectivas pinzas negras), se emplea para interconectar los bornes negativos (-).

Con ello, iniciaremos el proceso conectando una de las pinzas rojas del cable rojo al borne positivo (+) de la batería descargada.

2º paso: debemos tener localizadas las dos baterías de ambos vehículos, y para iniciar la conexión deberemos colocar la pinza roja del otro extremo del cable rojo al borne positivo de la batería ya cargada.

3r paso: colocar la pinza del otro extremo del cable rojo en el borne positivo de la batería del coche descargado.

4º paso: por otro lado, una vez conectadas las pinzas del cable rojo, debemos conectar la pinza correspondiente al cable negro al borne negativo de la batería cargada.

5º paso: solo queda un extremo del cable negro por colocar, y este se deberá conectar a una zona metálica del bastidor o el chasis del vehículo descargado.

6º paso: ya está todo listo, ahora es el momento de arrancar el motor del coche ya cargado, acelerar un poco y mantenerlo en funcionamiento algunos minutos para que la batería se recargue por completo.

Una vez transcurridos unos minutos, debemos apagar el motor del coche cargado y seguidamente, arrancar el coche que tenía la batería descargada. Una vez comprobado que el motor arranca correctamente, deberemos retirar las pinzas siguiendo el orden de cómo se colocaron, pero de forma inversa.

(7º paso): ¿Y si el coche no arranca? En este caso, solo tenemos una solución, debemos llevar el vehículo al taller y este realizará un cambio completo de batería.